Inspiración

Raquel Bañón – Directora Creativa de Domingos de Rehab

By Mexico

Era del colectivo, era de la co-creación.
¿Cómo se origina Domingos de Rehab?
Cuando llegué a México empecé a trabajar en publicidad y me di cuenta del talento brutal que hay en la gente y lo poco conscientes que son del cambio que pueden generar. Pensé que este proyecto, que nació en España, podría funcionar muy bien aquí también. Contacté con Alonso, uno de los directores, y él me dijo que tenía muchísimo potencial. La idea era que fuera un colectivo, que la gente se enamorara del proyecto y que entonces quisiera formar parte. Al final la gente se fue sumando, directores, actores, contenido… todo.

Honestamente nació de lo mucho que me ha dado México y la rabia que me da que la gente no haga nada. Nació de ese impulso de una necesidad de activar a la gente. De generar un cambio con pequeñas cosas que hagamos, como este proyecto.

¿Cómo llegaron los colaboradores al proyecto?
Cuando Alonso leyó la obra, me propuso que metieramos a 5 directores y que cada uno se encargara de una escena. Fue de la manera más natural. La gente aquí tiene muchas ganas de hacer las cosas, un montón de cosas, actores, colectivos, todo. Todo fue fácil y eso dice mucho. Esto en España es imposible. Mis amigos que han venido a tocar me han dicho -Nosotros pelearíamos por montar algo así un fin de semana-  (risas). Aquí todo mundo quiso aportar. El equipo es brutal.

¿Cómo escoges trabajar con la adicciones?
La idea es escoger las adicciones muy sencillas, que no fueran las típicas y tópicas. No queremos entrar en grandes drogas por no querer entrar en apologías. Queremos elegir adicciones sencillas con las que nos podamos sentir identificados y que no nos avergüenzan. Adicciones que nos hacen humanos, de las que nos podemos sentir mínimamente avergonzados pero no afectan nuestra vida.

¿Crees que el recurrir a adicciones es un reflejo de la sociedad para no vernos en una vida totalmente depresiva?
Yo creo que es necesario un conflicto interno, una adicción para sentirse vivo. Creo que es bueno decir que se tiene una pequeña adicción porque eso genera un sentimiento de ser humano, de ser un imperfecto ser. Te hace estar vivo.

¿Qué esperas provocar en la sociedad con este proyecto?
Queremos que en vez de buscar estereotipos o tabúes, buscamos que la gente salga de aquí y haga algo diferente, buscamos un cambio, buscamos consciencia social.

¿Cómo se ve la sociedad mexicana al presentar esta clase proyectos?
Hay un paternalismo gubernamental tremendo en este país. La gente está acostumbrada a que las cosas les caigan del cielo. Todo esto es parte un proceso, creo que ahí está y están pasando cosas. La gente está anestesiada, está un poco dormida pero poco a poco se va moviendo. Se está generando un germen de cosas, mezcla de opiniones. Creo que se está generando una gran explosión, cuándo explotará, no lo sé.

Eduardo Ostria